Menú

Radio Yeshua

En Vivo

Yeshu’a Tv

Youtube

El Papa Explica el Credo y la oración de los fieles en la audiencia general

En el miércoles de cenizas, que marca el inicio del Tiempo Cuaresmal, el Papa Francisco presidió la audiencia general en la plaza de san Pedro en la que abordó los tiempos que suceden a la escucha de las lecturas bíblicas y la homilía del sacerdote: el credo y la oración de los fieles; esto como continuación del ciclo sobre la eucaristía que inició desde el pasado mes de noviembre.

En este sentido, en un primer momento, el Papa Francisco puso de relieve el “silencio” que se guarda tras la homilía del sacerdote, que permite sedimentar en el corazón la semilla recibida: “En la Misa tras la proclamación de las lecturas bíblicas y de la homilía, guardamos un tiempo de silencio para que se pueda sedimentar en el corazón todo lo que se ha escuchado y se concreten propósitos de adhesión a lo que el Espíritu sugiere a cada uno”.

Luego, el Papa prosiguió explicando la profesión de fe de la Iglesia, que se expresa en el Credo y con el cual la Asamblea litúrgica da su aprobación y su respuesta a la Palabra de Dios que se ha proclamado, volviendo a meditar y profesar los grandes misterios de la fe antes de celebrarlos en la Eucaristía.

Así pues, “el Símbolo pone de manifiesto la unión entre el Bautismo y la Eucaristía. La fe de todo bautizado se inserta en la fe recibida de los apóstoles y su unión a Cristo se actualiza en la celebración de la Eucaristía”.

Tras reflexionar sobre el Credo, el Papa habló también sobre la Oración de los fieles: “La respuesta a la Palabra de Dios acogida con fe se expresa después en la súplica común denominada ‘Oración universal’, porque abraza las necesidades de la Iglesia y del mundo”.

Al respecto, el Papa explicó que “los Padres del Concilio Vaticano II quisieron restaurar esta oración después del Evangelio y de la homilía, especialmente en el domingo y en las fiestas, con el objetivo de que con la participación del pueblo se haga la oración por la Santa Iglesia, por aquellos que nos gobiernan, por aquellos que se encuentran en necesidad, por todos los hombres y por la salvación de todo el mundo”.

El Pontífice finalizó la catequesis recordando que “las intenciones por las cuales se invita al pueblo fiel a rezar deben dar voz a necesidades concretas de la comunidad eclesial y del mundo, evitando recurrir a fórmulas convencionales o miopes”.

Tomado de aciprensa 

Shopping cart
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0