Nuevo mensaje del Papa a jóvenes: Jóvenes o jóvenes envejecidos?

El papa Francisco, que en octubre prepara un Sínodo para los jóvenes en el Vaticano, de nuevo invitó a los chicos y las chicas a dejar la resignación, la pasividad y contagiar de entusiasmo la Iglesia y el mundo.

“¿Son jóvenes o jóvenes envejecidos?”, preguntó Francisco a un grupo de jóvenes caribeños de la Iglesia de las Antillas que se reúnen en la archidiócesis de Saint-Pierre y Fort-de-France, en Martinica, del 10 al 23 de julio de 2018.

El mensaje desafiante del Papa está dirigido a los chicos y chicas que desean “transformar la familia del Caribe”.

Les instó a actuar con toda la “fuerza de la juventud para transformar. Y lo primero que tienen que hacer es ver si se “instalaron”. 

“No, si están instalados la cosa no va. Tienen que desinstalarse los que están instalados, y empezar a luchar“, expresó el papa Francisco que ha convocado en octubre de 2018 un Sínodo, un encuentro mundial de obispos en el Vaticano, sobre los jóvenes y el discernimiento vocacional.

La iniciativa es sucesiva a la realización de un Sínodo sobre la Familia del cual fue publicado el documento Exhortación post-Sinodal sobre la familia Amoris Laetitia.

En este sentido, llamó a los jóvenes a seguir las directivas del documento mencionado “para llevar adelante la familia” y les invitó a leer el capítulo cuarto de la exhortación apostólica sobre el amor en la Familia, pues, ahí está el núcleo.

“Y hoy, ustedes, para entender el presente tienen que saber describirla, saberla comprender para enfrentar el mañana. Y en el camino de hoy a mañana necesitan de la doctrina sobre la familia”, sostuvo Francisco en el vídeo producido por Vatican Media.

El Obispo de Roma indicó que “no se puede mirar al mañana sin mirar al ayer. No se puede mirar el futuro sin reflexionar sobre el pasado. Ustedes se preparan para transformar algo que les fue dado por sus mayores. Ustedes reciben historia de ayer, reciben tradiciones de ayer”.

Raíces

“Ustedes tienen raíces y sobre esto quiero detenerme un minutito: no se puede hacer nada en el presente ni en el futuro si no estás arraigado en el pasado, en tu historia, en tu cultura, en tu familia; si no tenés las raíces bien metidas adentro. De la raíz te va a venir la fuerza para seguir adelante”.

Asimismo, añadió “Un poeta termina su gran poema con este verso: «Todo lo que el árbol tiene de florido, le viene de lo que tiene soterrado». Miren hacia atrás también para tener raíces, miren a sus abuelos, miren a sus viejos y hablen con ellos, y tomen eso y lo llevan adelante”.

Transformación

El líder de la Iglesia Católica exhortó a los jóvenes a ser transformadores. “Transformando, pero ahí van a tener las raíces, la fuerza para transformar la familia. Es una tensión transformante. No se puede transformar sin tensión”.

“Les dije que el núcleo de Amoris laetitia era el capítulo cuarto. Cómo vivir el amor. Cómo vivir el amor de la familia. Hablen entre ustedes sobre el capítulo cuarto”.

“Ahí van a tener mucha fuerza para seguir adelante y hacer la transformación. Y no se olviden una cosa: que el amor tiene fuerza propia. El amor tiene fuerza propia. Y el amor no termina nunca”. 

El mensaje era para un encuentro de jóvenes organizado por la Conferencia Episcopal de las Antillas. Durante estos días están intercambiando impresiones sobre cómo construir una familia según el capítulo IV de “Amoris Laetitia”, el texto del Papa sobre amor y familia.